Claridad.



A veces me pregunto los por qué de algunas emociones que siento, y un buen día me di cuenta que no siempre es importante conocer la causa, sino tener claridad acerca de cómo me quiero sentir.

Las emociones incómodas son grandes maestras, creo que nos dicen, salte de ahí, y la valentía para hacerlo surge de aquellas memorias que nuestro corazón guarda para estos casos, cuando proyectamos y recibimos el amor incondicional que estamos dispuestos a dejar fluir.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo