CRISIS Y APRENDIZAJE


La lección de las crisis debe dirigirnos hacia una evolución, si después de ésta volvemos a lo mismo es que no aprendimos.

El COVID 19 nos obliga a voltear hacia nosotros mismos y la forma en que hemos mostrado amor hacia cada parte que nos conforma, ¿he cuidado mi cuerpo? ¿mi sistema inmunológico es fuerte?

¿ hago caso a los mensajes de los síntomas que padezco? ¿He cuidado mis prioridades al relacionarme con el mundo? ¿ he aprendido a lidiar con el stress? ¿respeto mis horas de sueño? ¿mis relaciones con los demás son amorosas? ¿mis pensamientos se enfocan mas en lo positivo que en lo negativo? ¿trato de controlarlo todo o fluyo con la vida? etc.

El autor Greg Braden en su libro "Humanos por diseño", afirma, en base a numerosos estudios, que nuestro cuerpo está diseñado para curarse a si mismo, sólo que para ello necesitamos proveerlo de lo necesario, como una sana nutrición, ejercicio constante ya que la vida es movimiento, sueño reparador y pensamientos y actitudes positivas que mantengan el equilibrio bioquímico de nuestro cuerpo.

Es momento entonces de preguntarnos, ¿Cuándo dejé de amarme y procurarme privilegiando sólo los aspectos materiales de mi vida?.

La pandemia nos muestra cómo los virus no distinguen entre clases sociales o privilegios, y cómo príncipes , primeros ministros, artistas o taxistas son susceptibles a ellos por igual.

Enfrentamos también el miedo a lo desconocido, hacia aquello que no podemos controlar , pero sabemos que el miedo paraliza, destruye, entonces ¿cómo encontrar la paz en este momento?

Actuemos diferente, asumamos la responsabilidad de nuestro entorno inmediato y hagámoslo con amor. Cuidémonos como nunca antes, arreglemos diferencias de comunicación con nuestra familia, evitemos las noticias negativas, arregla tu casa, termina pendientes, si sigues trabajando protégete con gusto de acuerdo a los expertos, valora lo que tienes y deja para después lo innecesario, comparte lo que puedas para ayudar, compra lo que necesites con proveedores cercanos y locales asi apoyaras su economía, no temas pedir ayuda si la necesitas seguro habrá quien se sienta feliz sabiéndose útil, genera ideas creativas para tu futuro sin sentirte víctima, atrévete a ir más lejos en tus sueños no tienes que seguir un guión.

En estos momentos la humanidad está ante nuevas disyuntivas,la solidaridad será la clave, la cima como tal se muestra ahora como lo que es, un lugar solitario al que se llega luchando, ya que en la punta caben muy pocos e implica mirar a los demás como enemigos a vencer, y nuestra fuerza la tasamos privilegiando nuestros logros materiales y el control.

Pero la vida tiene otro enfoque, fuertes y débiles no son quienes más tienen, creo que la lección más importante de la pandemia será responsabilizarnos de nuestras acciones en el presente a través de una nueva conciencia, una que asuma las Leyes Universales, sabiendo que lo que hacemos repercute en todo lo demás.

Todo inicia con un pensamiento, decidamos crearlo desde el Amor y no desde el Miedo dando un paso a la vez confiando en que nuestra evolución personal se está dando ahora mismo y contribuye al igual que el contagio a SANAR el planeta.