¿CÓMO SABER SI ES AMOR?

Actualizado: 16 mar


Hemos aprendido a "amar" depositando nuestra energía en personas, objetos, momentos, lugares, mascotas, etc., porque es ello lo que consideramos nos dará de vuelta lo mismo o algo parecido.

Nuestra energía se conecta y crea un vínculo que requiere que sigamos enviando hacia allá nuestra mente y corazón en forma constante, creando apegos profundos que a final de cuentas, consciente o inconscientemente hemos elegido, y si no satisfacen lo que deseamos, crearán dolor y un sentimiento de vacío.

En este ciclo al mirarlo con conciencia despierta, vemos que es nuestra propia energía la que viene de regreso, por tanto, lo que nos hace sufrir, somos nosotros mismos reflejándonos.

Puede ser que nuestra pareja nos muestre heridas familiares de la infancia, o nuestros hijos miedos ocultos por falta de fé en la vida, huecos que hemos ido llenando con eso que hemos llamado Amor.

Es por ello que las crisis son tan sabias, como experiencia consciente, si aprendemos de ellas en lugar de buscar culpables, así sabremos que sólo existe una clase de Amor, aquél que nos llena y al desbordarse hacia los demás, nos mostrará no la clase de Amor que hemos necesitado recibir de otros para ser felices, sino la incondicionalidad del Amor real que existe en nuestro interior desde que fuimos creados, sólo el Amor puede crearse a sí mismo, y la Divinidad en nosotros quiere gritarlo a cada momento, a través de tu familia, tu pareja, tus amigos o incluso aquéllos con quienes crees no encajar.

Cuando elegimos darle la Bienvenida a lo que venga de regreso, nuestra visión cambia, porque nos está mostrando no lo que nos ancla a los demás, sino lo que nos une.

Pequeñas palabras que hacen una gran diferencia porque seguimos siendo libres para SER y dejar SER y vivir nuestro propósito único agradecidos porque la vida se manifiesta a través del NOSOTROS.

Namaste





13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo