Hoy me prometo


¿Te ha pasado que cuando deseas cambiar una creencia muy arraigada en ti se te presentan hechos que te llevan a pensar que no puedes? A mí sí. Esta semana observé claramente los esfuerzos que hacen mi cuerpo y mi mente para mantenerme en el pasado. Lo que no había notado particularmente con esta creencia que estoy trabajando, es que en el fondo pensaba que me hacía buena persona, pero si era así, ¿por qué el resultado no era el que yo deseaba?. Como ya decidí seguir aunque se sienta incómodo, reapareció, ahora disfrazada de una aparente solución y fue entonces que habló mi corazón y me dijo, ¿a dónde crees que vas?, estás planeando desde el miedo, puedes CREAR un nuevo resultado sólo cuando renuncias a ser la de antes, cuando en verdad confías en que lo lograrás, tal vez no de forma inmediata, puesto que estás cambiando un hábito y tu antigua realidad se opondrá apareciendo cada vez que quiera sabotearte, pero si continúas con tu nueva actitud, día a día serás más fuerte, hasta que te conviertas en tu YO futuro, el que diseñaste desde el AMOR A TI MISMO. Asi que no te rindas y actúa en base a ello en el presente, AHORA es tu consigna personal, y aunque a veces vuelvas a caer levántate sin juzgarte, al contrario, échate porras porque estás llegando más lejos de lo que habrías logrado sin moverte. Vale la pena y tu creencia ya no será sólo eso, se convertirá en CERTEZA de tu valía inmensa, del PODER DIVINO que forma parte de ti. Te dejo Un abrazo enoooorme.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo